Encuentranos
en WhatsApp
949565669
 
Central
Telefónica
(054)425230
949565669
 
Novedades
Inicio >> Novedades
 
La natación es uno de los ejercicios más recomendados durante el embarazo, pero su práctica siempre debe ser aconsejada por un médico que diagnostique el estado físico general de la mujer, las particularidades de su embarazo, el tipo de natación que debe realizar y en qué condiciones debe hacerlo. Una vez superada esta etapa, usted encontrará muy buenas razones para nadar.
 
1.jpg
 
BENEFICIOS DE LA NATACIÓN DURANTE EL EMBARAZO: 
De acuerdo con los especialistas, los beneficios residen principalmente en la capacidad del agua para amortiguar el peso corporal, de allí que la embarazada adquiera en este medio una mayor libertad de movimientos. Además, ayuda a:
 
- Relajar las zonas del cuerpo que se sobrecargan por la redistribución del peso durante la gestación y libera las articulaciones.
- Mejora el tono muscular, ya que el agua ofrece una resistencia que obliga a trabajar piernas, glúteos y pelvis.
- Mejora el sistema cardiovascular y Aumenta la resistencia pulmonar al trabajar de forma aeróbica
- Disminuye los edemas circulatorios.
- Colabora en la flexibilidad del cuerpo y en su resistencia aeróbica.
- Proporciona tonicidad a los músculos, ejercitando los brazos, espalda, zona abdominal y piernas, por lo que se la considera una actividad completa.
- Contribuye a relajar las zonas más sobrecargadas durante el embarazo.
- Ayuda a controlar tu peso, a sentirte ágil y activa.
- Estimula la circulación de la sangre, que se ve favorecida por la posición horizontal que se adopta al nadar. En consecuencia, previene las varices, la hinchazón y los calambres.
 
natacion-para-embarazas.jpg
 
RECOMENDACIONES: 
- Antes de iniciar los ejercicios, debes someterse a un chequeo médico y ginecológico, informar a tu entrenador en qué mes de gestación te encuentras y si el embarazo es de alto riesgo o no.
- Usa un traje de baño cómodo y sandalias seguras. 
- Si eres una embarazada previamente sedentaria, debes comenzar con actividades físicas de muy baja intensidad.
- Calienta por 5-10 minutos antes de ingresar al agua, hazlo en forma progresiva, al finalizar disminuye lentamente el nivel de actividad.
- Vuelve a la calma por un tiempo de 10 minutos, caminando o con técnicas de relajación.
- El ejercicio regular (por lo menos 3 veces a la semana) es mejor que ejercicio excesivo seguido de largos periodos de inactividad. No se debe exceder el tiempo de ejercicio aeróbico por el riesgo de hipoglicemia (15-45 minutos de ejercicio).
- Toma tú pulso durante la actividad máxima y disminuye la actividad si tú corazón está latiendo más rápido que lo recomendado por tú médico. No excedas 140 pulsaciones por minuto.
- No trates de hacer demasiado. Recuerda que el peso extra de tu embarazo hace más exigente el ejercicio.
 
 
 
 
Escuchar es vital para garantizar el proceso de los aprendizajes tempranos. El desarrollo del proceso del lenguaje depende de cómo se ha estimulado auditivamente a los niños y niñas de edad temprana, dicho en otras palabras, de cómo hemos enseñado a escuchar a los niños. Antes que el niño comience a balbucear o expresar sus primeros sonidos guturales, el niño ya habrá entrenado su oído para enfocar los sonidos del idioma de sus padres, ya habrá aprendido a escuchar las estructuras del lenguaje que les permiten asimilarlas y memorizarlas.
 
 Escuchar-musica-clasica-durante-el-embarazo-reduce-el-estres-2.jpg
 
¿QUÉ TIPO DE MÚSICA DEBO ESCUCHAR?
Antes de nacer, los bebes parecen preferir la música suave, melódica y a la vez compleja como la de Mozart y Vivaldi, rechazando la música estridente como el rock pesado.
 
Gordon Shaw, neurobiólogo de la Universidad Irvine en California, dijo: "Al escuchar música clásica, los niños se estimulan, ejercitan neuronas corticales y fortalecen los circuitos usados para las matemáticas. La música estimula los patrones cerebrales inherentes y refuerza las tareas de razonamiento complejo".
 
Al margen del tipo de música que se elija, lo más importante son las emociones que despiertan en la madre. Si la música le causa placer o la tranquiliza, le permite expresar su amor, deseos y anhelos, esas emociones y sensaciones son las que serán transmitidas al bebé. No hay contraindicaciones si es que se toman las precauciones necesarias sobre el volumen y el cuidado del bebé.
 
Con la música fortalecemos el vinculo de la madre con el bebe, promovemos su bienestar, concentración, memoria, lenguaje gusto por la música, estimulamos su cerebro en el momento más importante de su vida.
 
escuchar-musica-durante-el-embarazo.jpg
 
¿DESDE CUÁNDO PUEDO ESTIMULAR CON MÚSICA A MI BEBÉ?
El cerebro de un bebé se desarrolla plenamente durante la segunda mitad del embarazo, una estimulación adecuada supone darle al bebé una ventaja con la que enfrentarse al mundo, ya que se actúa sobre su estructura neuronal en el momento idóneo, justo cuando es más moldeable. 
Se realiza durante la segunda mitad del embarazo porque durante la primera mitad, sus sentidos aún no están desarrollados y es necesario que lo estén, pues esta estimulación sólo funciona a través de los sentidos. El aparato auditivo se termina de desarrollar aproximadamente al tercer mes y medio, a partir de ese momento comienza a captar los sonidos intrauterinos y entre el cuarto y quinto mes se encontrará apto para captar sonidos del exterior, a partir de esta etapa ya puede ser estimulado por los diferentes sonidos. Hay que resaltar que los sonidos dentro del útero son diferentes a como los podemos oír nosotros, ya que los atenúa el liquido amniótico y antes de llegar al feto deben atravesar la pared abdominal de la madre.
 
En consecuencia, los primeros sonidos que escuchará el bebé son los intrauterinos, los que por naturaleza provee la madre: Los latidos de su corazón, sus ruidos respiratorios e intestinales, su voz; es de allí donde proviene esa tranquilidad que nos induce los sonidos rítmicos del oleaje marino o el tambor grave y lento que mimetizan los sonidos respiratorios y cardiacos escuchados en el útero. 
Por eso es que es tan importante hablarle al bebé, durante la etapa de embarazo, por naturaleza el bebé reconocerá la voz de la madre luego de nacer y se sentirá más tranquilo y seguro, ya que la habrá sentido durante todo el periodo prenatal y por eso es también importante que el padre lo haga. 
Las voces de ambos y la música que escogemos para estimular quedarán en la memoria del bebé como aquellas experiencias placenteras, llenas de cariño y afecto o lo contrario, si es que han sido asociadas a momentos de tristeza o displacer. Así la madre escuche música que estimula al bebé, son las reacciones o sentimientos que experimente, los que serán comunicados a su hijo.
 
 
La lectura durante el embarazo es la técnica menos conocida de todas las que podemos practicar para cuidar al bebé mientras aún está en nuestro vientre.
  1.jpg
 
Y sin embargo, las ventajas de leerle al bebé son muchas. Aumentar su vocabulario, facilitar su aprendizaje en el futuro y un desarrollo intelectual más temprano son solo algunos de los beneficios de la lectura durante nuestro embarazo.
 
El bebé podrá reconocer fácilmente las voces del padre y de la madre y se sentirá más seguro y protegido en su desarrollo. Con la lectura, el bebé aprenderá a distinguir las distintas modulaciones de la voz según la situación, lo que será muy útil en sus primeros meses de vida tanto para tranquilizarle como para estimularle.
 
mujer-embarazada-leyendo-500x2811-500x281.jpeg
 
 
Quizá nos preguntemos qué lectura es la ideal durante el embarazo. Lo cierto es que tanto los cuentos infantiles como las lecturas preferidas de la madre aportan todos los beneficios. Lo importante es que la madre transmita durante su lectura una sensación de bienestar, protección y cariño al bebé. Nuestro bebé sabrá reconocerlo.
Lo más apropiado es practicar esta técnica de la lectura de forma rutinaria durante todo el embarazo. Con media hora al día será suficiente para que el bebé reconozca nuestra voz y si lo hacemos siempre a la misma hora, la conexión con nuestro bebé será inmediata. En nuestro interior, el bebé sabrá que se acerca ese momento especial e íntimo solo para nosotros dos.
Además de todos los beneficios de leerle al bebé durante el embarazo, hay muchas posibilidades de que en el futuro nuestro bebé sea un gran lector. 
 
El objetivo de las sesiones del Método Lamaze, es proporcionarle el conocimiento y la confianza que la mujer embarazada necesita para dar a luz y tomar decisiones fundamentadas. Esto incluye reducir su ansiedad con respecto a la experiencia del parto, así como también brindarle diversas técnicas de control para ayudarla a manejar el dolor.
 
En las sesiones, la mujer embarazada combina ejercicios de respiración junto con otros de relajación que la motivan a aceptar el parto como algo natural. También recibe información sobre temas importantes como:
 
-          Cómo se está desarrollando su bebé
-          Vida saludable durante su embarazo
-          Signos de alarma durante la gestación
-          Técnicas de respiración y relajación
-          Cómo delinear un plan para el parto
-          Cómo distinguir cuándo está en trabajo de parto
-          Opciones para aliviar el dolor durante el trabajo de parto
-          Qué esperar durante el parto y el alumbramiento
-          El rol del compañero en el trabajo de parto
-          Cuidados en el post parto inmediato
-          Lactancia materna
-          Cuidados específicos y generales del bebé
 

Páginas